Todas las novedades
volver
18Ago2017

Tips para renovar tu dormitorio con poco dinero

  • Por ladrillos
  • 3 Etiquetas
  • 0 Comentarios

 

La limpieza y el orden son importantes para luego poder evaluar qué cosas debés cambiar y cuáles podés reutilizar ¡Animate a hacer tus propios diseños antes de comenzar!

 

1-Limpiá. Revisá cada lugar de tu habitación, tirando lo que creas conveniente. Papeles arrugados, cosas quebradas, todo va a la basura.

 

2- Reordená el armario. Limpiá y deshacerte de ropa que no usás. La que tiene agujeros va a la basura. La que ya no te queda o pasó de moda, va para donación o en una caja. Las cosas que podés arreglar van en un rincón apiladas y las cosas buenas van de nuevo al armario. Luego anotá los materiales que vayas a necesitar para reorganizar tu armario tal como perchas, la manija de la puerta u organizadores de zapatos.

 

3-Revisá tu escritorio. Doná, libros, encuadernaciones en buenas condiciones y cualquier artículo de oficina que no esté usado. Tirá a la basura papeles viejos y artículos en mal estado. Tomá nota de lo que necesitás: cuadernos nuevos, organizadores de revistas, topes para libros.

 

4-Hacé tus propios diseños. Intentá hacer un diseño y mové los muebles de diferentes maneras. Pintá varios estilos nuevos para tu habitación y elegí tu favorito.

  • Comprá muebles o remodelá los que tenés. Pensá si necesitás unos estantes o un escritorio más grande, una lámpara, y qué cosas podés hacer vos misma o comprar. Quizá una mano de pintura o conseguir decoración en una tienda de artículos usados.
  • Reorganizá tu habitación. De acuerdo a tus diseños, cambiá de lugar los muebles.
  • Mirá tus paredes. Personalizá tu arte de la manera en que desees que se vea tu habitación. Sino, podés colocar las calcomanías de muro.

 

  • Mirá las ventanas. ¿Necesitás mejorar el aislamiento? O tal vez quieras reemplazar las persianas, cortinas o cenefas para que sean más coloridas o simplemente diferentes. Podés comprarlas o conseguir a alguien que te ayude hacerlos por vos misma.

 

  • Mirá tu cama. La cama es el centro de atención de tu habitación y podés arreglarla a un costo bajo. Podés comprar un acolchado nuevo o almohadones, o teñir el edredón, el cobertor o las almohadas, que es más barato. Agregar o pintar una cabecera puede causar una gran impresión. Si guardás tus cosas en cajas debajo de la cama, cubrilas una manta sencilla para que todo se vea ordenado.

 

  • Organizá las cosas más pequeñas. Después de que hayas comprado los nuevos artículos para organizar, utilizálos. Organizá tu armario, escritorio, oficina y otras cosas pequeñas como suministros de oficina. Colocá todo en recipientes pequeños, artículos electrónicos y accesorios.

 

  • El toque final. Agregá accesorios como plantas, flores, inciensos y fotos familiares.