Todas las novedades
volver
10Sep2015

Cómo remodelar tu vieja cocina de forma económica

  • Por ladrillos
  • 2 Etiquetas
  • 0 Comentarios

 

Renovar una cocina vieja puede realzar el valor final de una casa. Tanto si vivís en una casa antigua como si planeás venderla, tené en cuenta que la cocina afecta notablemente el entorno de la misma.

Es por este motivo que desde Ladrillos Norte te acercamos algunos tips para la remodelación de tu viejo espacio de encuentro a la hora de la comida ¡Tenelos en cuenta!

  1. Planificá mejoras organizadas en torno al espacio de la vieja cocina: Dejá los armarios, la bacha y los electrodomésticos en sus posiciones actuales, para un costo de remodelación menor. Por ejemplo, podés retocar una cocina vieja blanca con pintura metálica en aerosol, recomendada fundamentalmente para electrodomésticos, en lugar de cambiarla, para ahorrar dinero.
  2.  

  3. Identificá las reparaciones necesarias, como un subsuelo débil o cables eléctricos defectuosos. Para ello, contratá un plomero y un electricista para que inspeccionen toda el hogar, incluyendo la cocina; fallar en detectar un pérdida o un inconveniente eléctrico puede llevar a problemas más costosos con el tiempo. Hacé que las reparaciones sean la prioridad principal para que el resto de la reforma sólo implique decorar el espacio.
  4.  

  5. Creá una paleta de colores que combinen con tu gusto, los muebles y el resto de la casa. Utilizá colores neutrales para un acabado de alta calidad; si se hace de manera incorrecta, la pintura colorida puede verse algo vulgar. Por ejemplo, podés combinar paredes de color dorado pálido con ribetes blancos
  6.  

  7. Dale nueva vida a los armarios viejos. Para ello, comprá nuevas, que son relativamente baratas, para poner en los armarios recién pintados. Otra alternativa es instalar puertas de roble nuevas en los armarios de roble remodelados. Te recomendamos adquirir uno o dos armarios independientes en los cuales puedas guardar alimentos u ollas y fuentes si necesitas más espacio de guardado.
  8.  

  9. Instalá electrodomésticos y artefactos nuevos de ser necesario. Por ejemplo, podés invertir en una nueva heladera o actualizar la bacha vieja con nuevas canillas. Utilizá pintura metálica en aerosol para renovar las rejillas de la cocina que estén viejas u oxidadas. Lijá el óxido antes de aplicar la pintura, o utilizá ácido fosfórico para quitarlo instantáneamente.
  10.  

  11. Instalá un nuevo piso: Usá pisos completamente blancos si tu habitación es pequeña, para que refleje la mayor cantidad posible de luz. Comprá linóleo (que es el piso más económico), para dar vida a tus pisos como una inversión muy pequeña hasta que puedas afrontar algo más costoso.