Todas las novedades
volver
15Ago2011

Premio Pritzker, el “Nobel” de la arquitectura

  • Por superadmin
  • 3 Etiquetas
  • 0 Comentarios

55

Es por todos conocida la importancia y repercusión que tienen desde hace más de un siglo los reconocimientos Nobel que se entregan a las personas que más se han destacado en diversas ciencias como la Medicina, Química, Economía, etc. ¿Pero sabías que hay un premio considerado de la misma relevancia que los Nobel que se entrega a los arquitectos?
Creado en 1979, el Premio Pritzker de Arquitectura es un reconocimiento otorgado por la fundación estadounidense Hyatt, constituida por la acaudalada familia norteamericana Pritzker, propietaria de la cadena de hoteles del mismo nombre. Se entrega anualmente a un arquitecto en vida de cualquier país que haya demostrado a través de sus proyectos y obras las diferentes facetas de su talento y con ello contribuido al enriquecimiento de la Humanidad. Entre las principales características que se valoran está, además de la creatividad, su funcionalidad y buena calidad en la construcción.
El Premio Pritzker cuenta con una bolsa de cien mil dólares y un medallón de bronce para el ganador, elegido por la deliberación de destacados profesionales de múltiples áreas; la ceremonia para su entrega se celebra en diferentes sedes alrededor del mundo año tras año. Como nativos de la ciudad de Chicago, Thomas J. Pritzker, actual presidente de la Fundación Hyatt reconoce que no es de extrañar que su familia sea muy consciente de lo arquitectónico, al vivir en la ciudad que vio nacer los rascacielos y llena de edificios diseñados por leyendas de la arquitectura.
El primer arquitecto en recibir tal distinción fue el norteamericano Philip Johnson y año siguiente (1980) tuvo el mexicano Luis Barragán el privilegio de ser el primer latinoamericano honrado con su recibimiento. El ganador más reciente -Edición 2011- fue el portugués Eduardo Souto de Moura. Por todo lo mencionado, el premio Pritzker es hasta hoy en día el premio de más prestigio y más peso de los galardones otorgados a los arquitectos, artífices del «alma» que habita en cada edificación y que otorgan vida a incontable conjunto de materiales para construcción.