Todas las novedades
volver
18Abr2018

7 pasos para reciclar muebles

  • Por superadmin
  • 2 Etiquetas
  • 0 Comentarios

 

¿Querés renovar tu hogar pero no querés deshacerte de tus actuales muebles? ¡Ni te preocupes! Lo más fácil, rápido y barato es renovar y pintar tus muebles viejos. ¿Cómo? Seguí nuestros consejos:

 

Elegí la pintura. Es lo fundamental. Normalmente las pinturas de látex o las acrílicas son la mejor opción. Si es un mueble pequeño, te bastará con un acabado mate, pero, en el caso de que sea un mueble grande (por ejemplo, una mesa), te recomendamos un acabado brillante. El color de la pintura dependerá de cómo tengas decorada el resto de la estancia. Nuestro consejo es que uses colores neutros para que, si cambiás de decorado, puedas seguir usándolo.

 

Lijá los muebles. Si lo de antes era fundamental, esto todavía más. Un mueble mal lijado puede hacer que se quede mal al pintarlo. Así que elegí una lija de grano medio y eliminá el barniz u otros posibles restos que puedan quedar.

 

Eliminá desperfectos. Nos referimos a los agujeros o a los clavos que no sirvan para nada. Por ejemplo, si notás algún hueco, podés rellenarlo con masilla para madera. Recordá que cuando se seque tendrás que lijarla también antes de pintar.

 

Volvé a lijar. Esta vez con una lija de grano fino y repasá todo el mueble para que la superficie quede todo lo lisa posible tras haber quitado las imperfecciones. El resultado tiene que ser perfecto.

 

Limpiálo con un trapo. Mojá un trapo totalmente limpio y pasálo con cuidado por el mueble para eliminar el polvo.

 

Poné un sellador. Es importante para que la pintura dure muchísimos años y se adhiera como toca al mueble

 

¡Pintá! Es el último paso. Te recomendamos que uses primero una brocha gorda para pintarlo y, cuando lo tengas, elijas un pincel pequeño y repases todos los huecos para que no quede absolutamente nada sin pintar.