Todas las novedades
volver
16Dic2016

¿Cuáles son los mejores materiales para muebles de exterior?

  • Por ladrillos
  • 3 Etiquetas
  • 0 Comentarios

 

Si tenés un patio, balcón o jardín con suficiente espacio, puede ser divertido buscar nuevas maneras de decorarlo, especialmente ahora que llegan los días más largos y cálidos del verano. Los muebles son una parte esencial para aprovechar tu exterior al máximo, pero hay que tener en cuenta varios factores antes de ir de compras.

¿Qué función querés que cumpla tu patio? ¿Cuánto sol recibe durante el día? ¿Llueve mucho durante el verano? ¿Tenés que guardar tus muebles durante el invierno? ¿Tenés el espacio para eso?

Una vez que sepas tus necesidades en cuanto a los muebles de exterior podrás encontrar los que más se adapten a ello. Un factor importante es el material de los muebles. Estos tendrán mucho que ver con la calidad, durabilidad y el tipo de cuidado que necesitarán.

 

Madera

La madera es un material que le da calidez y un estilo natural a tu patio, pero no es necesariamente el mejor material, ni el más fácil de cuidar. La madera equivocada se puede humedecer rápido y dañar bajo horas de sol. El cedro y la madera de teca son los mejores materiales, pero pueden ser costosos. La mayor ventaja de los muebles de madera es que no se ponen calientes como los muebles de metal y muchos tipos repelen insectos. Es importante cuidar la madera de la manera adecuada, con aceites y barnices. También se puede pintar si pierde el color.

 

Aluminio

El aluminio es un material común para muebles de exterior, ya que es liviano y barato. También lo podés encontrar en muchos colores y no se oxida. Podrás elegir entre una variedad de diseños de muebles de aluminio, ya que es un material fácil de manejar. El aluminio no se calienta tanto como otros materiales, ni pierde el color. Si vivís en una zona ventosa o con muchas tormentas, estos muebles no son la mejor opción ya que se pueden volar.

 

Hierro

Es el material más fuerte para exteriores, es pesado y puede durar una vida con los cuidados adecuados. Estos muebles pueden estar afuera todo el año, así tengas nieve durante el invierno. Podrás encontrar diseños clásicos y tradicionales. Una de las desventajas es que no tendrás facilidad de mover estos muebles y necesitaras pintarlos cada varios años para prevenir la herrumbre. Otra desventaja, se calienta bastante con el calor.

 

Mimbre

Es otro material típico de muebles de exterior, y aporta textura e interés a tu patio. El mimbre sintético resiste mejor el calor y la lluvia que el mimbre natural, que necesita una capa de barniz protector para mantenerse. El mimbre es fácil de limpiar, cómodo y durable, pero puede ser costoso. Las sillas de este material pueden ser bastante grandes, así que tené en cuenta el espacio si pensás comprar unas.

 

Acero

El acero es otro material pesado y resistente a las distintas temporadas del año. La mayoría de estos muebles no necesitan ensamblaje pero son difíciles de mover. La mayor desventaja de este material es su precio, ya que es especialmente costoso en muebles de exterior. También necesitarás agregarle capas de protector para evitar que se oxide.

Plástico

El plástico es barato y se puede encontrar en cientos de colores y estilos. Una de sus ventajas es que muchas veces es apilable, por lo que podrás ahorrar espacio cuando lo necesites. Aseguráte de comprar muebles especialmente para el exterior, ya que otros plásticos pueden ponerse calientes y hasta derretirse en el calor. Si te interesa la decoración ecológica, muchos muebles de plástico son de materiales reciclados.

Mezclar materiales

Podrás encontrar muebles que mezclan metal y mimbre por ejemplo. Y si tenés una mesa de madera, podés agregar sillas de metal. O incluir algunas mesas auxiliares de ladrillo. No te olvides de agregar telas también. Podés usar cortinas para dividir el patio, o simplemente agregar algunos almohadones de exterior. Creá tus propias combinaciones que le agregarán textura e interés al espacio.