Todas las novedades
volver
10Nov2017

Hormigón autorreparable para la construcción

  • Por ladrillos
  • 4 Etiquetas
  • 0 Comentarios

 

La doctora en Física Gloria Pérez, del Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja del CSIC (España), trabaja en el desarrollo de un hormigón autorreparable para la construcción. ¿Cuáles serán sus ventajas?

 

Nuevas aplicaciones para el cemento
MICET, como Pérez ha bautizado a su mezcla, es un ejemplo de las posibilidades que está abriendo el trabajo con nanomateriales en el sector de la construcción. La combinación de materiales tradicionales como el cemento con elementos como el dióxido de titanio, el dióxido de silicio y los nanotubos de carbono a nivel estructural permite nuevas aplicaciones para el cemento y mejora sus prestaciones actuales.
Mayor eficiencia energética
Este revestimiento inteligente parece polvo de cemento normal, pero contiene pigmentos termocrómicos que lo harán variar su respuesta frente a la radiación solar, con el fin de disminuir o aumentar la temperatura superficial de la fachada y con ello mejorar la eficiencia energética del interior. Esta técnica ya se aplica a la pintura, y el reto está en introducirla en un material de construcción. La investigadora espera contar con un prototipo viable para 2017.

 

Mayor sustentabilidad
Además de lograr que el cemento se comporte de forma más respetuosa con el medio ambiente, la nanoadición de distintas partículas ofrece otras ventajas. La doctora en ciencias químicas del IETcc Ana Guerrero trabaja para lograr que el hormigón sea capaz de repararse a sí mismo.

 

Autorreparación
Ante una fisura interna, las microcápsulas de sílice rellenas de epoxi introducidas por el equipo se rompen y reparan el hormigón. Para hacerlo, sintetizaron y encapsularon las nanopartículas en óxido de silicio. Gracias a este avance, el hormigón autorreparable es eficaz frente a fisuras de hasta 150 micrómetros de ancho. No obstante, sus nuevos resultados apuntan a una eficacia hasta los 300 micrómetros, según la investigadora.

 

¿Qué precio tendrá?
Una de sus líneas de investigación actuales es el desarrollo de nanopartículas a partir de residuos industriales que permitan reducir su costo. Algunos expertos consideran necesario mejorar la investigación y ajustar las dosificaciones para que el precio no se dispare.