Todas las novedades
volver
21Ene2014

La construcción del Obelisco porteño

  • Por ladrillos
  • 4 Etiquetas
  • 0 Comentarios

En esta oportunidad le acercamos a todos nuestros lectores la historia del monumento más emblemático de la Ciudad de Buenos Aires. Con sus 67 metros de alto (equivalente a 32 de un edificio tipo), su base de 7×7 metros, y su original revestimiento de piedra blanca de oláen de las minas de las sierras de Córdoba, el Obelisco se ha impuesto en el alma de cada uno de los porteños desde su inauguración.

 

En 1936, las cuadrillas municipales fueron las encargadas de abrir un gigantesco hueco en pleno Buenos Aires, por donde pasaría la avenida 9 de Julio, “la más ancha del mundo”.
En el medio de ese claro que había dado por tierra con viejos cafetines y varietés, en el cruce con la avenida Corrientes, se construyó la Plaza de la República. Allí mismo se levantó el Obelisco.

 

La construcción fue el homenaje de Buenos Aires al Cuarto Centenario de su Primera Fundación y representaba el espíritu progresista de una época. Por entonces, el intendente era Mariano de Vedia y Mitre, a la vez que ejercía la Presidencia de la República el General Justo.

El anuncio de su construcción provocó una verdadera polémica: hubo muchas críticas de los vecinos y en especial de los opositores al oficialismo, por entonces conservador. Se cuestionó su presupuesto, y hubo inclusive reclamos por supuestos actos de corrupción.

El diseño fue del Arquitecto Alberto Prebish, e intentaba resolver con elegancia y monumentalidad el triple cruce de dos de las más importantes avenidas de la ciudad, a las que se agregaba la flamante Diagonal Norte.

 

El Obelisco es uno de los símbolos más característicos de nuestra ciudadanía, y según distintos psicoanalistas, su natural vínculo con lo fálico, hace de este monumento, un referente de poder y veneración. En tanto, una interpretación vernácula del símbolo, lo asocia a la moral del tango y la milonga, en la que el poder masculino es un atributo esencial demandado por la mujer.