Todas las novedades
volver
23Sep2014

Avanza el proyecto de expropiación de la Confitería del Molino

  • Por ladrillos
  • 1 Etiquetas
  • 0 Comentarios

 

El histórico café porteño que se encuentra frente al Congreso nacional -abrió sus puertas en el año 1905- podría reabrir sus instalaciones luego de 17 años. La construcción, que sufrió diversos embates -entre ellos un incendio intencional durante el golpe de estado e 1930 y la quiebra durante la última dictadura cívico-militar-, podría volver a recibir al público si se convierte en ley el proyecto que ya cuenta con media sanción en el Senado y dictamen favorable en Diputados.

 

Julián Domínguez, presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, sostuvo que la recuperación de la Confitería del Molino del barrio de Congreso «es un sueño de todos los bloques». La propuesta ya obtuvo dictamen en una reunión conjunta de las comisiones de Legislación General, Asuntos Constitucionales y Presupuesto. Previo al debate, diputados recibieron a los arquitectos Guillermo García -Comisión Nacional de Museos y Lugares Históricos de la Cámara de Diputados-, Martín Marcos -Sociedad Central de Arquitectos-,y José Carames -Comisión Nacional de Museos y Lugares Históricos del Senado-.

 

El titular de la Cámara baja señaló que la recuperación de la Confitería del Molino «sintetiza una convicción compartida desde el Congreso Nacional, desde el gobierno de la Nación y desde todos los sectores de la población que anhelaban recuperar un patrimonio histórico de un edificio que tiene que ver con la historia de la Argentina».

 

En tanto María del Carmen Bianchi, diputada nacional del Frente para la Victoria, sostuvo que desde su inauguración «los muros de la Confitería del Molino, constituida en uno de los ejemplos más notables de la arquitectura art nouveau de la ciudad, han sido testigos de una parte importante de la cultura nacional». La funcionaria agregó: «es un emblema no sólo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, sino del país en su conjunto, por su valor arquitectónico indiscutible, pero también porque ha sido escenario privilegiado de la vida política del país, como una suerte de extensión natural del Parlamento nacional».