Todas las novedades
volver
17May2016

Cómo decorar y remodelar tu casa según el estilo escandinavo

  • Por ladrillos
  • 3 Etiquetas
  • 0 Comentarios

 

El estilo nórdico o escandinavo se llama así por sus referencias a los diseños típicos de los países nórdicos, Suecia, Noruega y Finlandia, y se basa en reglas sencillas pero precisas. Las características más destacadas son la sobriedad, la belleza de líneas simples y una ingeniosa combinación de elegancia y estilo en espacios llenos de luz. Es importante la extrema funcionalidad del espacio, que debe ser cómodo y dirigido a las actividades de la vida cotidiana. Otro aspecto clave que da un guiño al estilo minimalista, es el concepto del medio ambiente como un gran espacio de vida, marcada por la amplitud visual y libertad de movimiento.
La luz es un elemento fundamental de los dictados que rigen este estilo. Los países escandinavos destacan la iluminación interior con el fin de aprovechar al máximo la luz del sol. Por esta razón, se da gran importancia también a las cortinas, que nunca debe ser de una tela demasiado gruesa, y que serán de color blanco u otro color claro.

 

El material predominante en la decoración es la madera, usada en grandes cantidades para la construcción de muebles y accesorios para el hogar. Se prefiere la madera en sus tonos más claros y en la versión opaca, sin añadir ningún tipo de tratamiento o superficies pulidas, porque se busca la belleza en la naturalidad. Se utiliza también el hierro forjado, ya sea para la estructura y la cabecera de la cama, o para el mobiliario de la terraza y el jardín.

 

En cuanto a los espacios de trabajo, uno de los elementos que más se repite es el diseño de las sillas para escritorio. Cuentan con respaldos rígidos y una forma muy específica. Para las oficinas de espacio reducido o en los despachos compartidos se suelen escoger modelos de sillas sin reposabrazos por sobreentenderse que en el lugar de trabajo las manos se mantienen ocupadas constantemente, pero también porque posibilitan el ahorro de espacio al poder recogerse bajo la mesa del escritorio. Los diseños nórdicos o escandinavos son sobre todo muy funcionales y prácticos, dedicados a las actividades cotidianas y profesionales de las personas. Intentan aprovechar al máximo los recursos disponibles para crear lugares confortables y aptos para usos diversos.