Todas las novedades
volver
18Abr2011

Coworking: Espacios para trabajar sólos pero unidos

  • Por superadmin
  • 2 Etiquetas
  • 0 Comentarios

42

En momento como éste, cualquier idea que reduzca los costos en el mundo laboral es bien recibida; por ello están proliferando nuevos espacios laborales orientados a trabajadores individuales, que ofrecen las mismas posibilidades que se requieren en cualquier oficina pero a un costo inferior.
Se trata de una tendencia mundial, crear lugares de trabajo individualizados pero con capacidad para generar sinergias profesionales. Es decir, tener tu propio espacio, pero siempre con la posibilidad de compartir con los compañeros el espacio, las opiniones o los proyectos. Se trata de una oportunidad única para que profesionales de diferentes ámbito cohabiten y se beneficien mutuamente, donde poder realizar intercambios empresariales realmente productivos.
Este sistema de trabajo se denomina Coworking y la idea es conseguir generar espacios individualizados en grandes oficinas, utilizando para ello, mesas, livings, toques de diseño y color, con el fin de hacer visible a qué se dedica cada zona, pero a la vez, dotar todo el espacio de una uniformidad y claridad beneficiosa a la hora tanto de la organización interna, como de la visión de los clientes.
Esta idea, comenzó en los Estados Unidos y actualmente cuenta con diversos espacios en Buenos Aires, principalmente ubicados en la zona de Palermo y Belgrano, donde se concentran una serie de jóvenes empresarios y trabajadores que pretenden compartir recursos, experiencias y hasta intercambiar ideas desde el punto de vista laboral. Cada uno se dedica a lo suyo, pero comparten lo más importante, un espacio donde desarrollar su proyecto. Para ello, muchos de estos sitios de Coworking ofrecen salas reservadas para recibir clientes o realizar reuniones.
Para hacer uso de estos servicios, se pueden celebrar acuerdos tanto por horas, como por días, semanas o contratos mensuales, en función de la necesidad del emprendedor. La idea es dotar de un espacio físico y bien organizado a personas que no pueden tenerlo por sí mismas, bien porque son freelance, o porque su trabajo no requiere de espacio laboral continuado y rígido, pero sí buscan beneficiarse de los servicios comunes que ofrecen estos nuevos espacios de trabajo.