Todas las novedades
volver
19Dic2014

La construcción del legendario Torreón del Monje

  • Por ladrillos
  • 2 Etiquetas
  • 0 Comentarios

 

El Torreón del monje, de estilo pintoresquita y neomedieval, es uno de los mayores referentes del paseo costero marplatense, con reconocimiento tanto nacional como internacional.

Su construcción estuvo bajo la responsabilidad del empresario local José Fontanta, por iniciativa de Ernesto Tornquist, un banquero altamente influyente de principio de siglo XX. Desde Ladrillos Norte te contamos los detalles de esta obra legendaria de la costa bonaerense argentina.

 

El monumento, que se encuentra emplazado en el Paseo Jesús de Galindez, fue inaugurado el 28 de febrero de 1904 y está sentado sobre una Punta de Piedras (una de las terminales del sistema orográfico de Tandilia). Posee un emplazamiento atípico, ya que es el único edificio construido sobre la costa con una gran plataforma de cemento que se prolonga sobre el mar.

 

Además, presenta un esquema de planta articulada que resulta de la forma de composición aditiva. Su acceso principal, en tanto, se jerarquiza mediante un porche

semicubierto girado a 45° respecto de los ejes principales, con columnas de piedra y tres grandes arcos. El material básico, la piedra, lo aportó el sitio en el cual se asienta el torreón En las ampliaciones, las fachadas se resolvieron combinando materiales: piedra, ladrillo visto y revoque rústico, que se alternan generando un efecto de variado cromatismo.

 

La segunda etapa de la construcción inició en 1929, cuando los arquitecto Eduardo Lanús Federico Woodgate, fueron los encargados de remodelar la obra para adaptarla a un club de tiro: «El Pigeon Club». Dicho club era frecuentado por la tarde, previo a la hora del té, por hombres de la alta sociedad.

 

La leyenda del Torreón del Monje

 

El poeta chileno Alberto del Solar, quien era habitué de las costas marplatenses desde 1892, le dio vida a la construcción que Ernesto Tornquist había ideado en su mente. Cuenta Del Soler en «Torreón del Monje, Historia y Leyenda»: “El cronista Antonio Santillán narra la historia de una torre que en el siglo XVII hizo levantar Fray Ernesto Tornero, de la Orden de los Calvos, para defender la Reducción de Indios, vecina al Lago Grand. El soldado Alvar Rodríguez vivía en la fortificada torre, pero se enamoró profundamente de una joven india convertida Flor del Lago. El cacique Rucamará, entonces, atacó el Torreón y la rescató. Rodríguez huyó y asaltó una y otra vez la fortaleza hasta que logró reconquistarla”.

“Entonces Rucamará escapó con ella al trote en su caballo. Rodríguez inició su persecución y el cacique se arrojó al mar con su amada desde lo alto de la barranca. El soldado recuperó el fuerte al precio de perder a su amor y así vivirá encerrado en la Torre por el resto de sus días. Se cuenta que en noches de luna llena se oye galopar un caballo y se ve la figura de una hermosa mujer morena vestida de blanco”.