Todas las novedades
volver
18Ago2017

Consejos para remodelar tu casa

  • Por ladrillos
  • 2 Etiquetas
  • 0 Comentarios

 

¿Estás pensando en cambiar algunos ambientes de tu casa y no sabés por dónde empezar? A continuación te damos algunas recomendaciones:

 

-Decidir qué parte de la casa que se quiere remodelar: Hay que definir el carácter del proyecto: destino y usos de los nuevos o reacondicionados espacios. Esto va a facilitar la toma de decisiones como la compra de materiales y muebles, y no va a retrasar la obra una vez iniciada.

 

-Elaborar bien el proyecto: Una remodelación lleva tiempo y dinero, por lo tanto, lo mejor es llevar adelante un diseño que te haga sentir a gusto y conforme.

 

-Identificar los ambientes a remodelar: Ya sea que quieras agrandar una habitación, unificar un estar con un comedor o cambiar muebles y aberturas, por ejemplo, el siguiente paso consistirá en darle calidad al espacio. Por un lado, pensar la estética del lugar y qué estilo se quiere conseguir, y por el otro, tener en cuenta las cualidades que tiene ese espacio: si se trata de un estar amplio, con pequeñas aberturas, y se busca más luminosidad, una posibilidad es cambiar y agrandar las aberturas sin dejar de lado la parte estética (elegir una pintura clara que brinde la sensación de amplitud es una buena opción).

 

-Materialidad y estructura de la obra: En el caso de derribar una pared para unificar ambientes hay que estudiar cómo es la estructura, de qué forma va a ser afectada, si va a ser necesario reforzarla y ver si pasan cañerías. Todos estos datos son importantes para no tener una mala sorpresa una vez iniciada la obra ya que no sólo se atrasarían las tareas, sino que además aumentarían los costos.

 

-Consejo profesional: Sea cual fuera el tipo de remodelación, lo recomendable es recurrir a un profesional idóneo que pueda hacer una evaluación acorde y brinde seguridad y confianza para llevar a cabo el proceso.

 

-Duración de la obra: Cuánto más tiempo demore más dinero se gasta. Remodelar un ambiente puede llegar a tardar un mes (si la obra consiste en cambio de pisos, de aberturas, refacciones de pinturas, paredes y muebles). Si hablamos de un refuerzo de estructura puede durar desde 3 meses en adelante, y si a todo esto le sumás que uno va a seguir viviendo en la casa mientras está en obra, hay que pensar que durante esos meses los muebles van a estar en otro lugar de la casa, y que ese ambiente no se va a poder usar.

 

-Costos: Estaría bueno no dejar de lado el diseño por cuestiones de plata, siempre se puede encontrar una alternativa en otro material/ marca más económica y acorde al presupuesto actual. Es importante no abandonar la idea inicial del diseño porque al fin de cuentas uno es el que va a vivir ahí.