Todas las novedades
volver
15Abr2016

Consejos para instalar una oficina en tu casa

  • Por ladrillos
  • 4 Etiquetas
  • 0 Comentarios

Fuente de Foto: Mujeractiva.com

 

La vida actual, la tecnología y especialmente el desarrollo de Internet hacen que el teletrabajo sea una tendencia creciente. Si estás empezando un negocio o buscás realizarte profesionalmente, tu hogar puede ser tu primera opción, al menos al comienzo. Estas ideas pueden ayudarte:

 

1. División de espacio

 

Es vital que en tu casa tengas una habitación especial que puedas usar como oficina. Si no lo tenés y vas a utilizar un espacio ya existente (la sala de estar, el comedor, debajo de las escaleras), debés ver la forma de separarlo correctamente. ¿Cómo?

  • Un estante grande y estable, que sea una estructura de madera sólida con metal, por ejemplo, para que simule una pared, y que a la vez te permita almacenar tus documentos y libros.
  • Si tenés menos espacio, un biombo o panel del tono de tu oficina y acorde al estilo de tu lugar de trabajo.

 

2. Iluminación

 Lo ideal es tener una fuente de luz natural, es decir, una ventana. Si es posible, la mesa debe estar colocada junto a la ventana, pero no delante, sino perpendicular a ella, para que la luz no incida directamente.

Si no tenés una ventana y no hay forma de construirla, utilizá fuentes de iluminación blanca, para darle más energía y vida a tu espacio. Focos de bajo consumo, fluorescentes en vez de incandescentes. Otra opción es una lámpara halógena o de pie para colocar en una esquina, y otra que ilumine directamente tu escritorio.

 

3. Muebles

 Buscá muebles multifuncionales, que ayudan a ahorrar espacio y a acomodar tus elementos de trabajo. Por ejemplo, un librero o una cajonera donde puedas guardar archivos y utilizar la parte superior como mesa auxiliar.

  • Las mesitas con ruedas te permiten moverlas y reacomodarlas cuando necesites más espacio para alguna actividad o visita.
  • Básico: escritorio y silla. Podés elegir entre escritorios con cajones o sólo mesa. Si ya tenés un estante grande, buscá un escritorio sin cajones, son más modernos.  Sino, elegí el clásico escritorio con cajones de melamina o madera. Invertí en una silla ergonómica, que combine con el estilo de tu escritorio. Si vas a recibir clientes en tu oficina, agregá unas sillas extras.

4. Decoración

 

Apostá por tonalidades neutras y suaves como base, que no cansen la vista. En cuanto a la distribución, conviene la practicidad y apostar sólo por lo necesario. Una idea original es decorar la oficina según el tema de tu trabajo. Por ejemplo, si es una empresa audiovisual, podés colocar posters de películas clásicas o motivos de televisión o cine.

 

5. Básicos

  • Una pizarra acrílica o de corcho para anotar temas pendientes, teléfonos importantes y fechas clave.
  • Un organizador de papeles para el escritorio.
  • Un portalápices.
  • Una cestita que uses como tacho de basura.

 

Lo ideal es lograr separar tu hogar de la oficina, para que ambos mundos no se mezclen.