Todas las novedades
volver
18Nov2016

Consejos para ahorrar en construcción

  • Por ladrillos
  • 4 Etiquetas
  • 0 Comentarios

 

Construir es costoso y tenemos que estar en cientos de detalles para que no haya problemas a futuro. Si tenemos en cuenta ciertos factores, podemos llegar a ahorrar hasta un 25 por ciento en la suma total. En este artículo te daremos algunos tips.

 
– Actuar como contratista general es una excelente opción. Claro que implica una gran responsabilidad, ya que tendremos que estar supervisando el proyecto a detalle.-El proyecto: Conviene buscar a un arquitecto o un ingeniero; esto ayudará a optimizar la obra sin dejar áreas de circulación innecesarias y a la vez ajustarse a las necesidades de la familia. Un profesional puede hacer recomendaciones oportunas sobre el uso y el tamaño de las habitaciones que se necesitan para que la casa funcione con el mejor rendimiento por metro cuadrado.

 
– No hagas cambios del proyecto en plena construcción. Conviene definir cada detalle cuando aún esté en los planos, y antes de que se realice el proyecto de instalación eléctrica y sanitaria. Estos cambios una vez iniciada la obra siempre cuestan dinero.

 
– Conseguir todos los permisos de construcción nos ayuda a evitar el pago de multas o recargos por acciones no permitidas.

 
Elección de los materiales: Tené en cuenta que algunos pueden ser más costosos que otros, como en el caso de algunas maderas, mármoles y otros revestimientos. Lo más adecuado es elegir materiales propios de la zona donde se realiza la obra, ya que el acarreo hacia zonas lejanas encarece el costo del producto. Esta solución es sensata y además es amigable para el medioambiente.

 
Calidad: Comprar materiales y herramientas de construcción de calidad es una evidente manera de ahorrar. No tendremos que adquirir elementos extra si desde el principio conseguimos algo de buena duración.

 
– Hacer uso de elementos reciclados y usados nos ayuda a ahorrar. Comprar aceros o maderas en graneros viejos u otros lugares puede ayudarnos a no gastar tanta plata en materiales que tienen una calidad de rendimiento similar si son nuevos o si son viejos.

 
– El terreno: Si tiene desniveles, es conveniente adaptar el proyecto a esta superficie. De otro modo, la excavación y el traslado del material extraído representa un gasto extra. En el mismo lugar conviene disponer de un lugar seguro para acopiar los materiales que puedas comprar en cantidad.

 
Sistema de prefabricado: Esta es una buena opción para ahorrar. La construcción con viviendas modulares es cada vez más usada por la rapidez de las obras.

 
– Terminaciones: El micro cemento, por ejemplo, es de alta calidad y tiene garantía de durabilidad. Se usa tanto en acabados de pisos como de paredes, viene en diferentes colores, es a prueba de agua, no es poroso y se puede aplicar tanto en baños como en cocinas u otras habitaciones. Para las terminaciones de pisos y paredes se pueden usar diversos tipos de madera. Hay algunas recuperadas a bajo precio y de buena presentación, e incluso tableros terciados hechos con capas de madera de excelente presentación y garantía de durabilidad.

 
– Si utilizamos el módulo estándar de 4 pulgadas o 40.16 centímetros para planear las proporciones y medidas en general de la nueva casa, evitaremos desviarnos del plan original, teniendo que ajustar y cortar los materiales, lo cual ocasiona un importante gasto de dinero.

 
– CNN Money aseguró en un artículo que construir una casa más alta que ancha, nos ayuda a ahorrar dinero; en el caso de querer una casa grande, lo que se recomienda es construir hacia arriba y no hacia los lados.

 
– Si podemos hacer pequeños trabajos de casa que nos ahorren el contrato de especialistas como plomería, vamos a ahorrar bastante dinero y aprenderemos a hacer reparaciones futuras con nuestra propia mano.

 
– Por último, no te quedes con los materiales de siempre: Investigá sobre las novedades que puedas conseguir en tu zona de residencia, que tal vez te pueda servir para ahorrar bastante dinero.