Todas las novedades
volver
13May2015

Un nuevo cemento reduce las emisiones de dióxido de carbono

  • Por ladrillos
  • 2 Etiquetas
  • 0 Comentarios

 

Se calcula la industria relacionada a la producción de cemento es responsable de entre un 5% y 8% de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial. ¿Cuál es la propuesta de este nuevo producto? En Ladrillos Norte te contamos los detalles.

 

Motivados por una nueva ola de sustentabilidad ligada a la construcción y a la utilización de materiales amigables con el cuidado del medio ambiente, hoy, muchos ingenieros están utilizando recursos que previamente eran concebidos como basura. En efecto, las cenizas que resultan de la combustión son utilizadas para construir un nuevo tipo de cemento que reduce las emisiones de CO2.

 

Cuando el carbón es quemado en el proceso de generación de energía eléctrica, quedan las cenizas volantes (llamadas en inglés fly ash), como material de desecho que contamina el medio ambiente. La utilización de este residuo en la construcción ha traído una solución a este problema ambiental y ha logrado disminuir los costos de los materiales utilizados en este campo.

 

El descubrimiento:

Un equipo de investigadores de la Universidad de Louisiana Tech desarrolló un nuevo material equivalente al cemento portland (la modalidad de utilización preferente en la construcción), con el cual podría reducirse hasta en un 90% las emisiones de dióxido de carbono en la industria cementera.

El producto, elaborado a partir de cenizas volantes provenientes de la combustión del carbón, precisa de temperaturas sensiblemente inferiores a las que se emplean en la fabricación del cemento genérico.

 

Una importante ventaja de este producto, es que se trata de un subproducto industrial sumamente abundante en el mundo, que si no se reutiliza, tiene un potencial contaminante. Además, este nuevo material es capaz de absorber algunas sustancias volátiles nocivas para la salud que desprenden algunos plásticos, productos de limpieza o barnices, y adquiere características flexibles a temperaturas elevadas.

Este nuevo cemento, además, al ser más ligero que el Portland, podría utilizarse para la fabricación de componentes livianos en la construcción.