Todas las novedades
volver
31May2011

Lucha por un cemento más ecológico, resistente, durable y económico

  • Por superadmin
  • 3 Etiquetas
  • 0 Comentarios

43

La innovación también se encuentra presente en el ámbito de la construcción, buscar opciones sostenibles, nuevas ideas que consigan hacer avanzar las opciones y propuestas de materiales de construcción en pro de un futuro cada vez más cómodo, sostenible y orientado a desarrollar y mejorar la calidad de los productos necesarios en la construcción

Por ello nos alegramos de poder dar esta noticia sobre el nacimiento de un cemento ecológico más resistente, durable y económico. Tres avances fundamentales a la hora de elegir un producto frente a otro. Este tipo de cemento ha sido desarrollado por  Científicos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) Unidad Saltillo.

Este nuevo cemento se encuentra compuesto con base en geopolímeros (polímeros sintéticos inorgánicos). Para muchos científicos puede que esta composición llegue a remplazar al cemento Portland en un futuro, ya que así se evitarían las enormes cantidades de dióxido de carbono que éste último desprende al oxígeno.

Con la intención de producir nuevos materiales más respetuosos con el medio ambiente,  José Iván Escalante García, titular del proyecto, ideó la manera de reducir y llegar a sustituir el cemento usado hasta ahora, limitando asi el CO2 que se vierte a la atmósfera, que en el cómputo mundial de producción de cemento llega a ser más del ocho por ciento de las emisiones contaminantes generadas en el mundo.

La noticia publicada por Globomedia, nos muestra además detalles como que, debido al crecimiento demográfico,  el cemento es el segundo producto más empleado después del agua en el mundo. Por eso se busca que estos nuevos cementos, además de reducir su CO2, no empleen carbonato de calcio en su elaboración y se  incorporen en su elaboración desechos industriales como cenizas de plantas termoeléctricas, escorias metalúrgicas y otras materias primas que no requieren procesamiento térmico alguno. Además, todo esto se procesa a una temperatura mucho menor que la tradicional, lo que ahorra a su vez costes energéticos.