Todas las novedades
volver
25Ene2012

Como evitar la humedad en la vivienda

  • Por superadmin
  • 4 Etiquetas
  • 0 Comentarios

Hay zonas en la vivienda como la cocina, el techo del baño, o en algunos casos detrás de camas o roperos que suelen ser víctimas de las manchas de humedad. Es un problema causado por diferentes factores, pero cuya solución pasa por atacarlo a tiempo ya que es mucho más económico reparar la fuente de humedad de una vez, que afrontar el gasto de esto, más la renovación de paredes y muebles, una vez que ya se han deteriorado.
A nivel estético y funcional, nos encontramos con que la pintura se descascara, las paredes se resquebrajan,  las puertas se agrandan y los marcos metálicos se oxidan. Como consecuencia, la zona afectada adquiere un aspecto de abandono total. Pero más allá de esto, existe el riesgo que la humedad trae para la salud, ya que estas zonas frecuentemente se llenan de hongos o microorganismos perjudiciales para personas alérgicas.
Por ello, lo más conveniente es rastrear el origen de la filtración o condensación de agua que las provoca ya que volver a pintar sin rastrear esto es una  pérdida de tiempo y dinero porque volverán a aparecer.
Aquí les dejamos algunos tips que ayudan a evitar la acumulación de humedad en habitaciones como baños o cocinas:

  • Instalar ventilación en estos ambientes. Si ya poseen ventanas, dejarlas abiertas por lo menos media hora por día para favorecer las corrientes de aire.
  • Instalar un deshumidificador ambiental o un extractor de aire para favorecer el escape de humedad.
  • Pintar los techos del baño con pintura anti hongos

Si estamos ante problemas como rotura de cañerías o grietas severas en las paredes, es conveniente contratar a un profesional en el tema que pueda reparar la fuente de humedad y realizar los arreglos en las zonas dañadas. Sin embargo, si los daños son menores una vez que se reparó la fuente de humedad o la filtración, estos consejos pueden ayudarte a dejar la pared como nueva:

  • Limpiar la superficie afectada: Si bien el mejor sistema es el arenado hidráulico con un limpiador de alta tensión, en casa podés hacerlo con un cepillo resistente y detergente. No olvides luego enjuagar la superficie y dejar secar.
  • Remover el moho: aquí tenés que aplicar productos especiales antimoho con una esponja o un cepillo.
  • Rasquetear la pintura vieja o salida: Para que la nueva pintura tenga una adherencia perfecta, es importante que saques la mayor cantidad posible de la pintura anterior que pueda tener ampollas, estas descascarándose o bajo forma de polvillo al tocarla.

Sellar grietas, si son pequeñas podrás hacerlo con cemento y posteriormente aplicar enduido para dejar lisa la pared antes de proceder a pintarla.