Todas las novedades
volver
11Ene2018

Trucos para refrescar los ambientes

  • Por ladrillos
  • 4 Etiquetas
  • 0 Comentarios

 

Si no tenés aire acondicionado o querés reducir su uso, ya sea por motivos económicos o de salud, te damos algunos trucos caseros que te servirán para mantener la casa fresca y te ayudarán a reducir la factura de la electricidad durante el verano.

  1. Mantené las persianas bajadas y las cortinas cerradas
    Ventilá la casa con el aire de la noche o primera hora de la mañana, que el más fresco del día. Luego bajá las persianas y cerrá las cortinas para evitar el sol fuerte y el aire caliente.
  2. Quitá las alfombras
    Cuando llega el verano es conveniente retirar todas las alfombras. No sólo por una cuestión estética y de limpieza sino porque te ayudarán a refrescar el ambiente.
  3. Atención a los tejidos
    Cambiá cortinas, sábanas, colchas o fundas por tejidos blancos o de colores claros y suaves como la seda, el algodón o el lino.
  4. Ventilador, hielo y sal
    Conseguí un sustituto casero del aire acondicionado de la siguiente manera: Colocá un cuenco de metal con hielo y sal delante de un ventilador, si es posible en los marcos de las ventanas dirigiendo el aire hacia el interior de la habitación. La sal hará que le agua helada esté por debajo del punto de congelación.
  5. Reducí el uso de electrodomésticos
    Se calientan durante su uso.
  6. Creá corrientes de aire naturales
    Las ventanas por las que sale el aire deben abrirse completamente, procurando que sean las que dan a la calle. Por el contrario, las ventanas por las que entra el aire las debemos abrir solo un poco.
  7. Usá ventiladores de pie, mesa o techo
    Recordá que los ventiladores de techo necesitan regularse dos veces al año. En verano las aspas deben girar en el sentido contrario a las agujas del reloj para impulsar hacia abajo una corriente de aire que refresque el ambiente. Por el contrario, en invierno deben girar hacia la derecha para desplazar el aire caliente que se acumula en el techo por toda la habitación.
  8. Plantas
    Las hiedras o enredaderas ayudan a que el sol incida menos sobre la casa y que entre menos calor si las colocamos en las paredes del balcón, en la terraza y en la fachada. En el interior podemos refrescar el ambiente con plantas de hojas verdes y de gran tamaño.
  9. Colocá un toldo en la terraza
    La densidad de la tela en un toldo, sombrilla o pérgola ayudará a proteger tu hogar de los rayos solares.
  10. Mejorá el aislamiento de las ventanas                                                                                                                               Por las ventanas y balconeras mal aisladas se pierde hasta un 30% de la energía que generan tus equipos de calefacción y de aire acondicionado.
  11. Instalá contraventanas                                                                                                                                                          Las contraventanas con lamas regulables ayudan a controlar la entrada de la luz y frenar la entrada de aire.